Conociendo el Hotel Villa Baviera, Parral

2/17/2017 08:41:00 a.m.

Por Gustavo López

En este post contaré mi experiencia de vacaciones en un lugar muy singular de Chile, el Hotel Villa Baviera, que hoy funciona en los que anteriormente se conocía como la “Colonia Dignidad”. La colonia se ha hecho famosa gracias a Paul Schäfer y situaciones poco afortunadas que han salido a la luz pública. De buenas a primeras, cuesta hacerse la idea de que es un lugar de descanso y menos aún, es difícil imaginar lo bonito y especial que es.

La colonia es un asentamiento de inmigrantes mayormente alemanes que llegó a Chile en 1961 bajo la dirección de Paul Schäfer, con el propósito de iniciar una nueva vida por medio de la obra social y la evangelización. El asentamiento inicial contempló varias decenas de colonos y llegó a más de 200 personas, quienes al cabo de un tiempo fueron separados de sus familiares y además divididos entre hombres y mujeres. Durante mucho tiempo la actividad dentro de la colonia fue discreta, no visible a la comunidad. Se le atribuye haber colaborado con el régimen militar y se les asocia a crímenes vinculados con los derechos humanos. Con la llegada de la democracia, captura y muerte de Schäfer la colonia inició un proceso de apertura a la comunidad, buscando empezar una nueva etapa. Este movimiento está dirigido por las segundas generaciones de colonos, quienes son contrarios a los líderes que han sido cuestionados y que además experimentaron en forma directa la separación de sus familias, entre otras cosas.

Actualmente en la comunidad aún viven colonos antiguos, muchos ya muy mayores, por lo que un grupo de la segunda generación inició un proyecto de convertir un lugar en un centro turístico. Y lo hicieron muy bien, actualmente funciona el Hotel Villa Baviera, un lugar de excelentes instalaciones, comida alemana de excelente nivel y un entorno natural inmejorable. Todo esto acompañado de algunos lugares muy singulares como una Sala de Música y algunos estanques artificiales que crean unas vistas únicas.

Dibujo de Gustavo López

El primer día nos tomamos una cerveza fuera del hotel y al atardecer comencé este dibujo del Restaurant Zippelhaus, donde hay un excelente menú de comidas alemanas. Había todavía comensales en la terraza exterior y ya estaban encendidas las luces del comedor. Al día siguiente, luego de hacer un recorrido por el lugar me quedé maravillado con un tranque artificial donde funcionan unas bicicletas acuáticas las cuales están disponibles para un paseo por un módico arriendo de mil pesos. Este espejo de agua está rodeado por algunos árboles que crean una agradable sombra y una maravillosa vista. Estando de vacaciones, me di el tiempo de hacer esta acuarela con toda tranquilidad, estrenando el papel Arches.

Dibujo de Gustavo López

El lugar está lleno de antigüedades y cosas curiosas, algunas hechas por ellos y otras traídas desde Alemania. Por ejemplo, esta cocina vieja que estaba en el centro del salón del restaurante y que me da la impresión de funcionar aún, dado que estaba en perfectas condiciones. Este dibujo fue idea de Nadia, mi señora.

Dibujo de Gustavo López

El restaurant es uno de los lugares donde entramos en más ocasiones, por razones obvias, por tanto un día me animé a hacer este sketch colorido usando una mini croquera, lápices acuarelables y plumones solubles en agua, combinado con tinta. Es una excelente elección para este tipo de tamaño. Las paredes de este lugar están atiborradas de fotos, instrumentos y de todo tipo de antigüedades y objetos. El hombre a la izquierda es unas de las personas que administra el lugar, por supuesto de origen alemán nacido en Chile y con un acento muy marcado.

Dibujo de Gustavo López

Nuevamente un día por la tarde decidí retratar otro de los tranques artificiales que rodean el hotel, en esta ocasión uno que tiene un sauce y un puente. Es un lugar simplemente fenomenal, donde puedes sentarte un momento y relajar la vista mientras disfrutas una cerveza artesanal. Justo a mi espalda hay un sendero demarcado por parras y juegos para niños a un costado. Este sitio es ideal para tanto para familias o parejas sin hijos.

Dibujo de Gustavo López

El lugar también cuenta varios senderos para caminata. En uno de estos recorridos nos encontramos con este criadero de gallinas, pavos, pavos reales y otras aves que no pude reconocer en el momento. Nos quedamos unos minutos ahí y mientras descansamos me animé a intentar croquear. Acá tuve que trabajar casi de memoria porque como es de esperarse los opíparos no posaron para el dibujo.

Dibujo de Gustavo López

Dibujo de Gustavo López

El último día decidí hacer un croquis más tipo ilustración del mismo Zippelhaus, esta vez en lugar de poner foco en el edificio me concentré en el estanque de lotos que se encuentra justo afuera. Desde allí hay una vista maravillosa del lugar, bajo la sombra de árboles nativos y acompañado por algunos tábanos que interrumpieron mi trabajo a ratos.

Dibujo de Gustavo López

Los seres humanos estamos configurados para funcionar desde preconceptos. Todas las personas a quienes les mencioné que visitaríamos la Villa Baviera, ex Colonia Dignidad, fruncieron el ceño. ¿En serio? ¿Qué hay ahí? ¿No te da miedo? Otros por su inclinación política nos dijeron “yo no podría ir a un lugar como ése sabiendo la historia que tiene”. Yo respeto las diferentes visiones de las personas, pero lo concreto es que hoy el lugar está convertido en un sitio turístico de primer nivel, en un estilo tipo rural y con una oferta de servicios única. Actualmente está en construcción un “Museo de la memoria” al cual tuvimos acceso y nos mostraron su historia y también algunos restos del hospital y artículos de Paul Schäfer. Los residentes de la segunda generación buscan tener una nueva vida, asumir los errores que allí se cometieron y de los que además fueron también víctimas dado que ellos eran niños en aquel entonces.

You Might Also Like

0 comentarios

Síguenos en Instagram

Síguenos en Facebook

Únete a nuestro grupo Flickr

Created with flickr badge.